Muchas gracias a Susana y a Edgar. Saber que alguien te lee es fantástico, pero que te haga comentarios en buen plan... indescriptible.

La verdad es que la vida es maravillosa. Incluso aquello que nos pasa a lo que no encontramos sentido, seguro que tiene un por qué que en algún momento entenderemos, porque todo es para bien.

Le gente es buena por naturaleza, pero a veces no sabe cómo demostrarlo, son pocos los que son malos de verdad, y la mayoría de las veces porque en el fondo están enfermos. El ser humano está hecho para amar y ser amado.

Edgar me pedías que añadiese nuevas formas de amar, y pienso que la mayor de ellas es dedicandole tiempo a las personas que aprecias para algo tan sencillo como es escuchar. El mundo está falto de gente que escuche. Todos oímos, pero escuchar, lo que se dice escuchar... Te puedo asegurar que pocos lo hacen.

Si a ello le unes los detalles pequeños: esa llamada en fechas señaladas o no tan señaladas, acordarte de sus gustos, escribirles de vez en cuando, o darles un toque al movil, preocuparte por sus cosas... Habrás consegurido demostrar a esas personas que las quieres. Porque lo más difícil a veces no es querer, sino demostrarlo y, sobre todo, decirlo.

El movimiento se demuestra andando, y el amor, el cariño, con obras. Porque, como decía alguien, "obras son amores y no buenas razones".

Gracias a todos.